Corrige estos 7 hábitos comunes que te impiden tener una piel hidratada

Una piel lisa, suave, sedosa e hidratada es el sueño de mucha gente, y esto no es tan difícil de conquistar como parece. Algunos hábitos comunes del día a día pueden obstaculizar en este proyecto. Conoce cuáles son y cómo ajustar tu rutina para dejar tu piel más hidratada y bonita.

Para tener una piel bonita e hidratada es necesario beber suficiente agua

La hidratación de la piel es importante para garantizar la integridad de la barrera cutánea, lo que evita la descamación y también el surgimiento de un aspecto opaco de la piel. Además de impedir la instalación de las infecciones oportunistas, ya sean bacterianas o fúngicas.

La piel tiene una capa llamada manto hidrolipídico, muy importante para la hidratación. Este manto es responsable de la protección natural de la piel contra la entrada de microorganismos no deseados, y también retiene la hidratación (agua y grasa) dentro de la piel. Cuando la piel no está hidratada, esta retención se encuentra afectada y la piel acaba seca y opaca.

La reconstrucción de la capa protectora puede ser hecha a partir del uso de cremas hidratantes.

Tomar baños calientes

El momento del baño es crítico para la piel, ya que, a pesar de ser la hora en la que eliminamos las impurezas, también puede ser un factor importante para la resequedad. El agua caliente afecta el manto hidrolipídico haciendo que se pierda una cierta cantidad de agua y aceite, dejando la piel seca.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tu rostro haz click aquí

No invertir en otros productos para la piel

Es común no considerar el baño como parte integrante del ritual de cuidado de la piel, pero lo que se debe entender es que la hidratación de la piel tiene que empezar en el baño.

Para tener una piel hidratada, no basta sólo la crema hidratante, todos los productos que se utiliza pueden interferir en la apariencia de tu piel, pero, entre ellos, el jabón merece una mención especial.

No aplicar la crema hidratante en la piel seca

No es necesario humedecer la piel para pasar la crema hidratante, pero es mejor absorbida después del baño. Esto sucede porque la piel está todavía húmeda, y los productos tienen mayor facilidad para mantener la hidratación, además de que la piel a se encuentra más “permeable”, facilitando su entrada.

Frotar la piel con fuerza

De la misma forma que el agua caliente puede interferir en la hidratación de la piel, el acto de frotar también puede ser perjudicial.

Pasar menos o más hidratante que el necesario

Tener el equilibrio a la hora de usar la crema hidratante también es importante, una vez que pasar menos o más de lo que la piel necesita puede ser perjudicial. “Pasar hidratante demás, principalmente en la cara, el cuello o la espalda, puede provocar acné”, dice Salomón.

No beber suficiente agua

El agua ocupa el 70% de nuestro cuerpo y todas las células necesitan líquido. Este es esencial para el mantenimiento, la fisiología y el buen funcionamiento del organismo.

Luego, la piel y el pelo no son los primeros lugares que reciben líquido en el organismo. Por eso, para que queden bonitos y saludables es importante tener una reserva de algunos nutrientes y agua. Sabiendo esto, no olvides que es imprescindible beber la suficiente agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *