¿Cuál es el desodorante ideal?

Desodorante: la mayoría de la gente lo usa; pero, ¿te sientes bien con tu desodorante?

Sirve para eliminar los olores desagradables producidos por el organismo y eliminados por el sudor. El sudor contiene algunos ácidos carboxílicos que presentan olores desagradables. El sudor es producido por las glándulas sudoríparas apocrinas, sin embargo, por sí solo, no tiene mal olor. Este olor es producido por la adición de bacterias. Los desodorantes son compuestos por alcohol y perfume, y poseen acción con agentes antimicrobianos que inhiben el crecimiento de estas bacterias que causan el mal olor.

Las variedades de desodorantes disponibles en el comercio son variadas: aromatizados o no, con o sin alcohol, con o sin agentes bactericidas y se presentan bajo las formas de crema, spray o roll-on.

El desodorante ideal es aquel que no se siente, y donde el olor y la consistencia no molestan. El truco es ir experimentando hasta encontrar el ideal.

¿Quieres saber cómo cuidar tu rostro ? Pues visita este enlace

Tipos de desodorantes

Antitranspirantes

No sólo combaten el mal olor desagradable, sino también la humedad. Contienen sales de aluminio que reducen el flujo de sudor a través de los poros. Su eficacia es duradera y muy superior a la de los desodorantes comunes. La mayoría de los antitranspirantes también funcionan como desodorantes, pero la mayoría de los desodorantes no actúa como antitranspirantes.

Aerosol

Refrescante, tiene un secado rápido y puede ser compartido por la familia. Sin embargo, en ocasiones, el precio suele ser más elevado que en otros tipos de desodorantes y antitranspirantes.

Spray

A pesar de práctico y barato, puede gotear y causar ardor.

Roll-on

Es práctico de pasar por la zona de las axilas, aunque es verdad que tarda en secar.

Stick

Tiene aplicación seca, pero puede dejar residuos blancos, manchando la ropa.

Crema

Se aplica casis siempre con los dedos, por lo que no es muy práctico. Se absorbe rápidamente y contiene ingredientes emolientes que suavizan la piel. La forma cremosa es la más indicada para quien necesita de una protección máxima.

Con alcohol

Acelera el secado y controla la acción de las bacterias, pero puede causar ardor o irritar la piel; casi siempre en las pieles sensibles.

Con aloe vera, caléndula o manzanilla

De extractos de plantas que evitan irritaciones calman y dejan la piel más suave.

Con perfume

Prolonga la eficacia del desodorante, pero pueden no ser ideales para pieles sensibles. Suelen contener cierta porcentaje de alcohol.

Visita: ¿Sabes qué perfume va más con tu personalidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *